Catársis

Cuando el destello de tu trémula silueta deslumbre a mi noche…

…y el porvenir de un destino momentáneo dependa de aquel exótico manjar, que es opacado por un sinnúmero de pequeñas criaturas triscantes e inertes (encajadas); ¡como propician desesperación!…

Cuando el agua es fabricada y la jaspia jadea una súplica, perdona a este noble peregrino, siervo paciente y único de tus caprichos.

Ostentoso, en verdad…

… y la escollera enriquecida de lluvia, propiciará el descanso entre tus pies, saciados por el vaivén del mar, alguna vez embravecido.

Bajando la marea, el amanecer llega.

Siempre puntual: catársis.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
6 years ago

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*